• Redacción Marca Poder

UIF CONGELÓ DOS CUENTAS CON MÁS DE S/1,3 MILLONES A MADRE DE VLADIMIR CERRÓN.

ATENCIÓN. La Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) ha congelado dos cuentas que la madre de Vladimir Rojas, Bertha Rojas López, tiene en la Financiera Credicorp Capital del Banco de Crédito en Junín, con S/385.535 y US$235.554, respectivamente. Al cambio a soles, la suma total de esos montos equivale a S/1′327.751. ¿Cómo Rojas, una profesora jubilada, hizo para tener S/1,3 millones en sus cuentas bancarias, además de varias propiedades a su nombre?


“De rodillas, quieren vernos llorando. Frente a esto no se llora. ¿O se llora? Si yo agarré esta ideología, tengo que morir de pie así me estén fusilando. Tengo que decir: ‘Viva Perú Libre’”.


Así arengaba Bertha Rojas López, madre de Vladimir Cerrón, a los militantes de Perú Libre al salir en defensa del partido luego de que en agosto pasado se realizaran los allanamientos de los locales de la agrupación política y de la vivienda de su hijo en Huancayo (Junín) por la investigación fiscal sobre el presunto financiamiento ilegal para la campaña electoral del 2020.




Rojas no es solo una espectadora de la carrera política de su hijo, el dos veces gobernador de Junín. Además de fundadora de Perú Libre, es una activa militante del partido que hace poco lideró una marcha en protesta por los allanamientos, la cual comenzó en la Plaza San Martín y terminó en el Palacio de Justicia.


Maestra de profesión, trabajó como docente en el colegio Nuestra Señora del Rosario y desde 1993 como catedrática de la Universidad Nacional del Centro (Junín). Ahora es una persona jubilada cuyos ingresos mensuales son de aproximadamente S/6.830 (monto que incluye su pensión de viudez, ya que su esposo fue vicerrector de la UNC).


De acuerdo con la investigación fiscal, la maestra jubilada Bertha Rojas canceló S/284.000 de la reparación civil de su hijo e hizo compras sospechosas, como un departamento de S/425 mil.


En el 2018, cuando el fundador de Perú Libre fue elegido gobernador de Junín por segunda vez, Rojas pagó S/425.000 en efectivo a la constructora Paz Centenario por un departamento (que incluía depósito y cochera) ubicado en la urbanización Santa Beatriz.


Pero Rojas no solo está relacionada con la carrera política de su hijo Vladimir; también lo está en el plano judicial: es una de las investigadas por el delito de lavado de activos en el caso del presunto financiamiento ilegal de la campaña electoral.


Según el documento que el fiscal de lavado de activos Richard Rojas Gómez presentó para incorporar a Bertha Rojas en la investigación, ella habría tenido “un presunto rol de testaferro respecto a las ganancias ilícitas generadas por sus hijos Vladimir y Waldemar Cerrón Rojas [congresista y vocero de la bancada de Perú Libre quien también es investigado por el caso], miembros de la organización criminal creada dentro del partido político nacional Perú Libre”.


La UIF ha detectado que entre el 10 de enero del 2010 y el 3 de diciembre del 2012 su cuenta en el BCP recibió depósitos por S/208.253. No se conoce cuál es el origen del dinero.


Además, hay varias adquisiciones sospechosas que Rojas hizo en la última década, las cuales se cancelaron en efectivo. La primera compra se realizó en el 2010, cuando adquirió un automóvil marca Honda, modelo Civic, valorizado en US$24.000 aproximadamente.


Otra operación sospechosa de Rojas se dio en el 2014, año en el que culminó el primer período de Vladimir Cerrón como gobernador de Junín, cuando ella adquirió por S/30.000 un terreno en Huancayo que pertenecía a su hijo Fritz Cerrón.


Además, durante el allanamiento realizado el 28 de agosto en la casa de Vladimir Cerrón en Huancayo se encontró otro automóvil marca Honda, con placa de rodaje AFL-255. Según Sunarp, el vehículo fue adquirido por Bertha Rojas en el 2015, pero lo maneja su hijo. Dentro del automóvil valorizado en US$33.389 se encontró la licencia de conducir del fundador de Perú Libre.


Fuente Diario Comercio