• Redacción Marca Poder

NUEVA ZELANDA VUELVE A AISLAMIENTO POR PRIMER CASO DE VARIANTE DELTA

Tras un caso de Covid-19 por la variante Delta del coronavirus en Auckland, Nueva Zelanda optó por volver al confinamiento. Nueva Zelanda, donde sus más de 5 millones de pobladores volvieron al confinamiento al reportarse un caso de Covid-19, enfrenta su primer brote con la variante Delta, que desde esta mañana acumula diez casos de infecciones locales.


“Los resultados de anoche (del confinamiento) confirmaron que se trata de la variante Delta y que está ligada, mediante la secuencia genómica, a infecciones del brote de Nueva Gales del Sur (epicentro de la tercera ola de Covid-19 en Nueva Zelanda)”, dijo a periodistas en Wellington, la primera ministra neozelandesa, Jacinda Ardern.


La mandataria de Nueva Zelanda, elogiada mundialmente por su gestión frente al Covid-19, había decretado la víspera el confinamiento por tres días de los más de 5 millones de habitantes del país, aunque aquellos que viven en Auckland y la aledaña península de Coromandel vivirán el proceso durante siete días.


Esta medida drástica y temprana de Nueva Zelanda respecto del confinamiento de su población se adoptó tras detectarse, por primera vez en casi 6 meses, el contagio de un residente en Auckland, quien se desplazó el fin de semana a Coromandel, infectado con Covid-19.


Desde entonces Nueva Zelanda ha reportado nueve infecciones más, entre ellas una persona que trabaja en un hospital de Auckland, que tiene 1.7 millones de habitantes y es la ciudad más poblada del país oceánico, aunque los expertos creen que entre 50 y 120 personas se habrían infectado antes del confinamiento.


En esta jornada, la Policía neozelandesa informó que se produjeron tres pequeñas protestas contra las medidas de confinamiento en Auckland, Tauranga y Nelson, que resultaron en la detención de ocho personas.