• Redacción Marca Poder

CONGRESISTA ELECTO INVOLUCRADO EN CASO DE NEGLIGENCIA MÉDICA EN ICA

Pudo haber muerto tras realizarse tres quimioterapias sin haber tenido cáncer. Alicia Baldeón Quispe ha denunciado una grave negligencia por parte de los médicos del Hospital Santa María del Socorro, donde señala que un médico y actual congresista electo "rompió los protocolos".


Todo comenzó cuando la víctima acudió al hospital para tratarse un bulto en la parte de la cien en octubre del 2012. El médico que la intervino fue Raúl Huamán Coronado, hoy electo congresista de la República, quien tras la operación le indicó que debía llevar la materia retirada a hacer un análisis de biopsia al laboratorio Gómez.



Luego de 10 días, los resultados del laboratorio que emitió el médico patólogo Victor Gómez Anchante, arrojaron que se trataba de un tumor, sugiriendo más diagnósticos. Sin embargo, al no aplicarse los análisis, el oncólogo de citado hospital, Julio Mendoza Valdivieso, llegó a la conclusión de que se trataba de cáncer a la piel, indicando un tratamiento con quimioterapias.


“Fui sometida hasta tres veces a fuertes quimioterapias por largos meses, eso me dejaba diarrea, vómitos, pérdida de peso, caída del cabello y fuertes malestares, dejaba a mis hijas al cuidado de mis vecinas. Trabajo en el campo, no pude trabajar, ahora tengo secuelas”, declaró.


Sostuvo que, al practicarse un nuevo examen de biopsia en el Instituto Nacional de Enfermedades Neoplásicas (INEN), este determinó que Alicia Baldeón nunca tuvo cáncer. “Me dijeron que no tenía cáncer, señora a usted la han estado matando en vida, tiene que denunciar este acto”, dijo.


Respaldada por este informe entabló una demanda civil en la Superintendencia Nacional de Salud (SuSalud), contra los médicos involucrados en su mal diagnóstico, pidiendo una indemnización por 200 mil dólares. Sin embargo, la institución solo ha determinado como responsable al médico Víctor Gómez, quien en conjunto con el laboratorio y el hospital deberán pagar un monto solidario de ocho mil 925 soles.


“Existe arbitrariedad, el electo congresista Raúl Huamán es quien rompe los protocolos, porque él debió derivar la muestra al laboratorio del hospital, la quimioterapia le ha desfigurado el rostro, afectado su salud y su estado emocional de la señora. Ella vive con secuelas y eso no puede limitarse en la ley, con poco más de 8 mil soles”, declaro Rubén Fernández, director de la asociación Pro Actione.


Por su parte, el electo congresista por Ica, Raúl Huamán declaró que llevar las muestras al laboratorio solo fue una recomendación hacia la denunciante, mientras el patólogo Víctor Gómez precisó que no se leyeron los resultados al pie de la letra. En tanto, Julio Mendoza no brindó declaraciones.


Fuente Diario Correo